Los cistoadenomas mucinosos son de estirpe benigna, pero en algunos casos puede tener un comportamiento limítrofe o maligno; comprenden el 20% de todos los tumores ováricos y dentro de ellos el 85% son benignos, el 6% son limítrofes y un 9% son tumores invasivos.  Tienen la característica común de alcanzar grandes tamaños, de hecho, los tumores más grandes reportados en la literatura pertenecen a este grupo, se caracteriza por la presencia de glándulas y quistes cubiertos por células epiteliales con abundante mucina en su citoplasma.

El presente caso corresponde a una mujer de 70 años con una tumoración abdominal del tamaño de un melón fácilmente palpable por vía abdominal, al hacer la ecografía transvaginal verificamos que no había liquido en cavidad y que el útero era móvil y no había dolor a la ecopresión;  no se apreciaban los ovarios debido que a esa edad están atróficos o como en este caso no se podían visulaizar; ya que el tumor se ha desplazado hacia arriba por su movilidad. Se le realizó una ecografía abdominal y apreciamos una masa tumoral de aspecto mucoide con estructuras móviles en su interior, presenta una pared gruesa con ausencia de vascularidad y al realizar la palpación del tumor, observamos que este se desplaza con respecto a los órganos subyacentes demostrando que no está adherido a ningún plano, siendo este signo un criterio de benignidad y de buen pronóstico; la paciente quedo con el diagnóstico de quiste mucinoso de ovario con  muy bajo riesgo de malignidad y su pronóstico es muy bueno, el presente quiste tiene un tamaño de 13 cm y un volumen de 800 cc, equivalente al tamaño de un melón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *